Volver

ACERCA DE...

Desde que tengo uso de razón me ha apasionado la fotografía, pero no fue hasta los veintitantos que tuve mi primera cámara. Mi nacimiento en la fotografía fue directamente digital, y aquella pequeña Konica-Minolta confirmó lo que imaginaba: la fotografía se iba a convertir en una de mis principales adicciones. En poco tiempo di el salto al mundo réflex que vino para quedarse, y aprendiendo y practicando lo que era un hobbie pasó a ser algo más, algo mucho más grande. Ahora en mis treinta y tantos, la fotografía sigue siendo una adicción, pero es que pocos son los trabajos que tienen la capacidad de permitirte mantener la ilusión del primer día.

La temática de mis fotos ha variado mucho con lo que ha llovido desde entonces. Una buena amiga, también fotógrafa, ya me lo advirtió: "empezarás fotografiando todo objeto que veas, pasarás por la naturaleza, paisajes, animales... Pero siempre querrás más, pronto necesitarás personas, y seguir expresándote dando siempre un paso más". Así fue, y desde entonces he realizado algunas BBCs (Bodas-Bautizos-Comuniones, temática que no repetiré si no es estrictamente necesario...), eventos como presentaciones, obras de teatro, books a modelos e intento tener siempre algún proyecto personal en marcha.

Con todo ello, una de mis temáticas recurrentes a la que vuelvo siempre que tengo ocasión es la reivindicación de la belleza del hombre. Vivimos en un mundo en el que la belleza parece un monopolio exclusivo de la mujer, y aunque nada más lejos de mi intención el negar que hay pocas cosas más bellas que una bella mujer, quiero aportar mi granito de arena para cambiar los ojos de la sociedad y hacer ver que el hombre también puede ser objeto de belleza, y no necesariamente feminizándolo. El hombre atesora una belleza propia, y está en todos nosotros la posibilidad de apreciarla.

Aquí tenéis parte de mis ideas y mi trabajo. Espero que os guste, o que os disguste, o que os horrorice, pero lo que más espero, sobretodo, es que no os deje indiferentes.

En último lugar, dar las gracias especialemente a algunas personas que me han ayudado a llegar aquí: a Fermín, porque siempre está ahí, y a Borja por darme ese empujón que me hacía falta para tomarme realmente en serio la fotografía, así como a todos los modelos que se ponen ante mi objetivo y me ayudan a ser un poquito mejor cada día.